Noticias Informatica Mantenimiento Empresas Tecnologia

En toda página web corporativa o de venta debe existir un apartado de términos y condiciones específico para cada negocio. En esta sección se especificará una serie de detalles que dará a tus clientes una imagen global de toda la compañía, incidiendo sobre aspectos que deban conocer para posteriormente evitar malentendidos en determinadas situaciones.

Todo este texto legal está sujeto a modificaciones, dependiendo de la actividad desarrollada por la empresa, o su elección a la hora de añadir más datos sobre una determinada sección o categoría de los términos y condiciones. En cualquier caso, en este artículo solo establecemos una serie de consejos sobre que elementos genéricos incluir siempre en este tipo de páginas.

Establecer propiedad del sitio

Un apartado obvio, pero fundamental a la hora de comenzar con el texto de términos y condiciones de tu web, es garantizar al usuario que ese sitio es de tu propiedad exclusiva, informándole de que estás legalmente autorizado a realizar cambios y publicaciones en la web. Por sentado, este dato permite al visitante saber que está haciendo un buen uso de la información alojada en tu página web.

Garantías y Devoluciones

Este punto se aplica en los sitios que ofrecen algún tipo de venta online de servicios y productos, donde se deben especificar los periodos y condiciones de devolución de un producto, así como las garantías que el comercio o el fabricante establece sobre los productos vendidos. De esta forma la empresa puede salvaguardarse ante denuncias o quejas a organismos oficiales, siempre que las condiciones de garantía y devolución queden claras en el texto y se atengan a la ley del consumidor vigente en el país de la venta.

Establecer la independencia de las marcas

En el caso de que nuestra web corporativa o ecommerce contenga nombres de marcas registradas, logotipos o imágenes de sus productos, resulta muy recomendable redactar un apartado en los términos y condiciones que especifique que la propiedad y derechos sobre esas marcas no están registradas bajo el nombre de su empresa. También es conveniente recordar al usuario que todo uso de las imágenes, logotipos y demás información sin el previo consentimiento expreso de la empresa registradora es ilegal.

Desvincularse de sitios enlazados

Para muchas webs el uso de enlaces externos a otras páginas con información relacionada sobre sus productos o servicios está a la orden del día. Con el objetivo de demarcar esta situación, será necesario especificar que la autoría de esas webs es de terceras personas, y que en ningún caso la empresa se responsabiliza de otros contenidos alojados en esos sitios, ni de opiniones vertidas sobre ellos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR