Noticias Informatica Mantenimiento Empresas Tecnologia

¿Puede un globo conectar a personas de todo el mundo proporcionando internet en los lugares más recónditos del planeta? Según los últimos estudios, más del 66% de la población mundial no tiene acceso internet. Google pretende rebajar estas estadísticas con su Proyecto Loon, una red de globos que serán desplegados unos 20 kilómetros por encima de nuestras cabezas y que permitirá el acceso a internet a todos los habitantes de la tierra sin importar donde se encuentren ni lo alejados que estén. ¿CÓMO SURGE EL PROYECTO LOON? La idea de crear una red de comunicación universal surge en 2011, después del terremoto de Christchurch, Nueva Zelanda, ese mismo año. Esta ciudad estuvo aislada de la red durante varios meses debido al gran alcance del seísmo, lo que ralentizó considerablemente las tareas de reconstrucción de la zona. Precisamente Christchurch fue la ciudad elegida por Google para desarrollar la primera fase del proyecto Loon: ¿CÚAL ES LA FINALIDAD DEL PROYECTO LOON? Los creadores de Loon pretenden con este proyecto crear una internet global, que la red llegue a los lugares más remotos de la tierra sin necesidad de costosas infraestructuras, alcanzar esos sitios donde la falta de cobertura supone un gran problema, y sobre todo, volver a proporcionar internet después de una catástrofe natural de las dimensiones del terremoto de Christchurch.
¿CÓMO FUNCIONA EL PROYECTO LOON? El Proyecto Loon consiste en una serie de globos de unos 15 metros de diámetro que funcionan con energía solar, y que viajarán sobre el límite con el espacio exterior, a unos 20 kilómetros de altura. A esta altura se encuentra la estratosfera, donde existen unas corrientes de viento bastante conocidas y estudiadas, y que se encargarán de transportar los globos por toda la tierra. Estos globos, a través de software dirigido, van ascendiendo o descendiendo por la estratosfera buscando la racha de viento que tenga la dirección deseada. Cada globo tiene un alcance de unos 40 kilómetros, conectándose entre ellos y con la tierra mediante una frecuencia de radio especializada y exclusiva. La señal va rebotando de un globo a otro y se conecta a la señal de internet en la tierra. Esto, unido al continuo movimiento de los globos, hace que ninguna zona se quede sin conexión. La recepción se realiza a través de una antena especial instalada en las edificaciones, y según fuentes de google, la velocidad de conexión es comparable o incluso superior a la actual 3G.
CONCLUSIÓN
La primera prueba del proyecto se llevó a cabo en Junio de 2013 en el paralelo 40 sur, lanzándose 30 globos que consiguieron una conexión de unos 15 minutos. Pero quedan muchas preguntas sin contestar: ¿Cuál será el coste económico para este tipo de red mundial? ¿Será un coste asumible para las pequeñas poblaciones rurales a las que va dirigido este proyecto? Todo esto ha generado mucha controversia llegando incluso a ponerse en duda la verdadera intención de Google: ¿Truco publicitario o proyecto real?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies